Cerveza Artesanal o de la resistencia del paladar

“La cerveza comercial nos tenía acostumbrados a que existen dos tipos de cerveza: clara y oscura. Eso no es correcto (…); Ricardo Zepeda”


Angélica Morales | Cultural Vox 


En una atmósfera más que íntima, el pasado sábado 26 de septiembre se llevó a cabo un evento que convocó por lo menos quince invitados de ávidos paladares y curiosa expectativa.

Dedicados bebedores como solían presentarse, llegaron puntuales a la cita convocada a través de sus redes sociales por The Beer Company Coacalco, quienes organizaron una fiesta local para la presentación y cata de Crew Republic, cerveza de origen alemán osada en los procesos de elaboración, aromas y sabores.
No basta decir que los encargados de la boutique cervecera, dedicados a la venta, promoción y difusión de productos nacionales e importados, fueron cálidos y atentos anfitriones, sino que en tiempos en donde la crisis atañe todos los esfuerzos de negocio y emprendimiento, es placentero escuchar voces joviales y frescas, pasionales y vivas, que comparten sin reserva la cultura del buen beber y el buen comer.

Foto: The Beer Company Coacalco

La cerveza artesanal Crew Republic que se degustó aquella noche de sábado, se presentó en cuatro estilos, de acuerdo con la descripción de sus distribuidores: Drunken Sailor, una IPA con 6.4% de alcohol; la 7:45 Escalation, una Imperial IPA con grado de alcohol del 8.3%; también Roundhouse Kick, una Imperial Stout con un 9.2% y la X 2.1, cerveza que pertenece a la serie limitada de cervezas experimentales, es un Barley Wine de perfil inglés con un 9.5% de alcohol.

Las sugerencias de maridaje para acompañar el sabor, amargor y textura de las cervezas, también fueron interesantes en términos degustación y vivencias sensoriales. Impensable que eventos de este tenor, se hallen al alcance de los pobladores de Coacalco y zonas aledañas quienes insisten en trasladarse al  sur de la ciudad para vivir la experiencia de la cerveza artesanal.

Cierto que las modas marcan rutas, pero cierto es también que las modas -efímeras la mayoría de veces-, desafían lo común y establecido; entonces la cultura las acoge y se vuelven resistencia. Esa es la concepción de la cerveza artesanal, que desde las cocinas de los maestros cerveceros, han optado por la distribución en pequeños establecimientos y restaurantes, y enfrentan el desafío de las grandes corporaciones que optan por restringir sus espacios de mercado a las empresas dominantes de la industria.

“La cerveza comercial nos tenía acostumbrados a que existen dos tipos de cerveza: clara y oscura. Eso no es correcto ya que esos son colores; la cerveza artesanal tiene estilos que van desde el tipo de fermentación hasta las características intrínsecas resultantes de las variaciones en las cantidades y tipos de lúpulo, malta y la levadura utilizada, esto supone la principal diferencia entre una artesanal y una comercial, un ejemplo claro está al tomar una botella de cualquier cerveza comercial y tratar de ver que estilo es, por lo general una cerveza comercial no tiene un estilo indicado en la etiqueta ni información relevante que nos ayude a determinar qué es lo que estamos consumiendo”, explica Ricardo Zepeda, quien dirigió la cata de Crew Republic la noche del sábado.

Ricardo Zepeda es parte de un proyecto de emprendedores mexicanos dedicados a la difusión de la cultura enogastronómica que poco a poco se abre camino en todo el país.

“Somos Secretos del Vino, estamos ubicados en la colonia Roma en DF. En lo personal estoy a cargo de la división cerveza artesanal, pero como Secretos también nos encontramos inmersos en el mundo del vino, algunos destilados exclusivos como mezcales, armagnac y grappas, y una gran variedad de productos gourmet. Nuestra misión es ofrecer el máximo nivel de calidad en productos y servicio, fomentando la cultura del buen comer y demostrando que no tenemos por qué conformarnos con lo que actualmente nos ofrece el mercado.”

Foto: The Beer Company Coacalco

Cuando se está en presencia de Ricardo Zepeda Arellano, no hay más que sonreír, sentirse en cómoda confianza y prestar atención a la charla fácil, la palabra precisa y la analogía que educa. Da gusto y esperanza.

Se preguntarán por qué la reseña de una cata de cerveza artesanal, la noche de un sábado pasado, en un lugar que no conocen. La idea es esta: demos oportunidad al emprendimiento, a los proyectos jóvenes y como dice Ricardo Zepeda, resistamos, seamos inconformes con lo que nos ofrece actualmente el mercado.

Sirva esta reseña y testimonio para abrir palabras que celebren la cultura de la cerveza artesanal mexicana. Abramos espacio, discusión y degustación. Bien dice Ricardo Zepeda:

“El lema bajo el cual nos conducimos es que la cerveza artesanal también es cultura. Cada una de nuestras cervezas cuenta una historia, tiene identidad propia y un maridaje exquisito. Nuestra labor es hacer llegar estas historias a más paladares mexicanos, los cuales ciertamente se lo merecen. Nuestras cervezas son para quienes no están contentos con lo común.”

Seguimos en el tema.*

 

Contacto: Ricardo Zepeda Arellano. 

Contacto: The Beer Company Coacalco.

Fotografías: The Beer Company Coacalco.

 

2 Responses to Cerveza Artesanal o de la resistencia del paladar

  1. Maribel León Pacheco dice:

    Muchas felicidades Ricardo y la cerveza Crew Republic; mi favorita la imperial stout.

    • Angélica Morales dice:

      Gracias por leernos, gracias a Ricardo Zepeda Arellano por todo el aprendizaje que seguirá en el contenido de esta revista que también es un esfuerzo de emprendimiento… Seguimos en el tema!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *