Cine Gore, más que mutilación

arsenal

Para algunos una realidad, violento y visceral se define el splatter.


Stephany Caso | Cultural Vox


El cine violento es un atractivo visual y en ocasiones acústico para el alimento del morbo, sin embargo el exceso visceral de sangre se convierte sugestivamente en terror, este tipo de película con terror centralizado en la violencia gráfica, en la mutilación y la teatralización se conoce como splatter o cine gore.

El termino pertenece a George A. Romero en su descripción de su película Down of the Dead, a diferencia de las películas de terror que hablan de lo sobrenatural, de lo desconocido y del miedo, el cine gore consiste en destruir físicamente el cuerpo hasta destruirlo, con movimientos de cámara y tomas cruzadas con diversos contrastes, un espectáculo violento en todos los sentidos.

Los inicios de este cine se remontan al teatro francés Grand Guignol, en el que se interpretaban sangrientas escenas de matanzas. La primera aparición del gore en el cine se debe a la película Intolerancia en 1916, “sangre” en español del vocablo en inglés gore, que  provocó a comienzos de los años 20 una serie de escándalos, por lo que fue censurado también en los años 50.

En los 60 el público ávido del cine splatter se reencontró con Alfred Hicthcock en Psicosis, además de trabajos producidos por Humor Productions como La maldición de Frankenstein y Drácula.

Sin embargo la primera película popularizada fue La noche de los muertos, creando toda un atmosfera del gore, fue emitida en todos los rincones, como una de las 10 mejores películas de 1968.

Tiempo después apareció viernes trece, halloween y otras tantas de popularidad como Kill Bill en 2003 que no es en su totalidad gore pero si contiene escenas splatter.

Pero sin duda alguna una película excepcional ha sido TESIS un film de Alejandro Amenábar, un verdadero estudio a la violencia, desde la pimera escena se reflejan facciones, acciones y gesticulaciones, incluso alteración de los pupilas en los personajes cuando son enfrentados a imágenes violentas.

La historia de se basa en dos estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Información, estudiando los secretos del cine, Ana Torrent decide realizar su tesis sobre el cine gore, más allá de un simple gusto cinematográfico, cuando se enfrenta a que el fenómeno snuff va más allá de descubrir el negocio y tratar de controlarlo, los personajes te envuelven en la historia.

El joven director cuenta la historia con intenciones instructivas en la docencia, lo que conlleva a la originalidad del guión, el interés por la película. Tesis es una forma de estudio, la introducción a un cine renovado, en sentido investigativo, con un tratamiento profundo donde la historia se cuenta como el sujeto, desde raíz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *