El trabajo colectivo como medio de cohesión social

La importancia del trabajo colectivo se concreta cuando un grupo de personas se organiza, comparte intereses, idea acciones para remediar en conjunto un problema y logra un objetivo en común. El interés que les une es simplemente el bienestar.


 Marcos Vásquez | Cultural Vox


 

Quienes integran un colectivo no buscan enriquecerse por su labor, sino conservar raíz, tradición, dignidad. El Colectivo Música Ombligo, es un ejemplo vivo de la organización social que atesora lo que es, la migración florida del campo y la permanente lucha en la ciudad.

El Colectivo Música Ombligo organizó el pasado 3 de octubre el evento “La chilena va a empezar” en el auditorio del extinto Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), ubicado en Antonio Caso N° 45, Col. Tabacalera, Del. Cuauhtémoc.

Foto: Marcos Vásquez

Foto: Marcos Vásquez

En punto de las 15:00 hrs., el público se hizo presente para apreciar artesanías, gastronomía, música y baile. Entre diversas artesanías como camisas, blusas, playeras, bolsas, morrales, vitrales, espejos, artículos de cerámica, madera, plata y papel; el deleite de nieves oaxaqueñas, chocolate, tamales, enchiladas, mole, café, pulque y mezcal, “La chilena va a empezar” resultó ser un verdadero fandango, donde la música de Niz Dua Ban’d, el Trío Noxtli, Los Gallos Plateados, Jacinta y su novio y la Banda de Viento Costa de Guerrero “Del Taller Casa Ombligo”, ambientaron y animaron a los bailadores para hacer vibrar la tarima del Auditorio del SME con sones tradicionales de la Costa Chica, sones huastecos y sones Tixtla.

Vale la pena mencionar que la palabra “chilena”, se refiere a una de las tantas variantes que tiene el son mexicano y que como muchas de ellas, se cultivan en la Ciudad de México. La chilena es originaria de la Costa Chica, que como su nombre lo dice, pertenece a la región costeña entre Guerrero y Oaxaca.

Foto: Marcos Vásquez

Foto: Marcos Vásquez

“La chilena va a empezar” fue un espacio donde se tuvo la oportunidad de alimentar no solo el estómago y el oído, sino también el alma y la conciencia, pues se manifestó que la tradición une los esfuerzos de quienes organizan y asisten, y que en este caso fue con la intención de recaudar fondos para el 2° Encuentro Chilenero a celebrarse en una fecha próxima por confirmar.

Foto: Marcos Vásquez

En esta labor de unir esfuerzos e intereses en común, el Colectivo Música Ombligo es una organización sin fines de lucro que ofrece talleres de guitarra, sones de tarima, náhuatl, yoga y meditaciones activas, kung fu, creación literaria, orquestación oaxaqueña, pintura experimental, danza tribal gitana, cartonería y alebrijes, teatro infantil, etc. Además del 2° Encuentro Chilenero, el Colectivo participará en el 9° Desfile de Alebrijes Monumentales el próximo sábado 17 de octubre en el Zócalo capitalino.

Ante el panorama de desesperanza que vivimos, el esfuerzo de las redes ciudadanas como el Colectivo Música Ombligo, que sin fines lucrativos generan espacios para reproducir lejos del terruño, para mantener, aprender o reaprender nuestras manifestaciones culturales, toman importancia, pues permiten mantener o recuperar espacios y sobre todo, nuestra identidad.

Contacto con Talleres Casa Ombligo https://www.facebook.com/tallerescasaombligo?fref=ts

One Response to El trabajo colectivo como medio de cohesión social

  1. Félix Bailón dice:

    Hombre, pues que gusto leerte por acá mi hermano, me gustó el articulo, y me gustó saber que esas platicas de sobremesa ya tiene un publico más amplio. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *