La noche, una brecha al inconsciente humano

garcia_ponce

“Sentir y pensar las palabras y, a través de las palabras, la misma realidad”


Stephany Caso Alfaro | Cultural Vox


 

El amor negado, inválido y sin plenitud son los hilos con los que se entretejen los relatos de “La noche” de Juan García Ponce, quien publica por primera vez esta obra en el año de 1963.

El autor devela el interior humano, con palabras profundas que escarban en el México de los años 60 y en el género humano, a través de una exhaustiva visión psicológica de los personajes.

“Amelia” título del primer relato, García Ponce nos ofrece una mirada a la disolución de una relación amorosa, donde la individualidad se pierde y el deseo no toca al amor, Jorge el personaje principal desposa a Amelia, inseguro e incapaz de madurar, extraña los días y las noches de indolencia y la despreocupación de la soltería, un pretexto que aleja de su vida a Amelia, a quien culpa hasta destruir los lazos de unión, que desembocando en un fatal destino.

El ritmo y la sonoridad de estos relatos, encantan al lector, porque cada elemento dota de un significado al interior del lector.

En lo concerniente al segundo relato “Tajímara” el amor platónico, idealizante y puro se transforma cuando se torna real “Mientras la miraba, tratando de reconocer a la Cecilia de antes en esta nueva persona de gestos nerviosos, ojos inquietos y pelo corto, ella me contó que se había divorciado (…) cuando terminó, yo casi sin darme cuenta empecé a hablar del amor que le tenía y de cómo me hacía sufrir (…) ella ya no era la misma, ni yo el que había sido y la actual Cecilia no me interesaba (…)”

Los amores de juventud, inciertos y anhelantes pueden provocar un amor fatal, cuando la pasión que esconde, se convierte en horror, en una pesadilla que atenta con la propia dignidad de quien ama.

“La noche” el remate de estos tres relatos, cuya única visión del protagonista es crear una serie de sentimientos angustiantes en el lector, el personaje principal espía a sus vecinos y con ello refleja la enfermedad que aturde al universo, que es la existencia misma.

García Ponce al ser entrevistado después de recibir el premio Juan Rulfo, declaró “Soy un autor de lugares privados, de interiores”.

“La noche” viaja al interior de uno mismo, descritos todos en primera persona, escarban en el inconsciente, te vuelcan al hálito de vida, retorciendo las emociones más profundas del ser humano, leerlo es sufrirlo, vivirlo, morirlo.

____________________________________________________________

Imágen extraída de http://1.bp.blogspot.com/jVCtaNM_fFM/Tv0yigUAe4I/AAAAAAAABE4/jtbdJy_Jq_E/s1600/garcia_ponce.jpg

Palabra de cronopio

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *